Car audio: ABC para principiantes

Noticias y lanzamientos

ArtículoCar audio: ABC para principiantes


  • Reportar
    errores
  • Compartir Compartir en delicious Compartir en twitter Compartir en delicious

Actualidad | 02 de octubre de 2010- Desde 1930, cuando se instaló el primer radio sintonizador en un auto, ha sido fundamental en el entretenimiento a bordo.

EL TIEMPO, sección Vehículos

Los tiempos cambian y la tecnología avanza a pasos agigantados, tanto así que el radio que conocemos es ya no solamente un elemento de entretenimiento sino que pasa a ser un completo  sistema de interacción entre el conductor y el vehículo, que es lo que hoy los expertos llaman 'centro de información'.  

Para llegar a este punto, el radio pasó de ser un simple sintonizador de emisoras, reproductor de cartuchos, cintas, casettes,  discos compactos hasta los sofisticados sistemas multimedia y de navegación GPS, con interacción con teléfonos móviles, puertos para IPod y USB. Ya en muchos países el 'radio' puede alternar con sistemas externos para recibir y enviar información. Ese es el futuro. 

Sin embargo, y a pesar de todos los cambios que se vienen, el 'radio' mantiene su función  básica y primaria que es la de escuchar, de entretener y dar gusto al oído con la música. Nada más aburrido, para muchos, claro está, que un viaje por carretera sin música. 

¿Le 'suena' mejorar su sistema de audio?
¿Está satisfecho con el sistema de sonido de su carro? ¿Le gustaría mejorarlo? Un sondeo realizado por la firma Galaxi Sound, empresa especializada en el mercado del audio y entretenimiento automotor y representante exclusivo de Kicker, una de las marcas con alto reconocimiento mundial en sistemas de sonido, reveló que tan solo un 32 por ciento de los propietarios está 'satisfecho' con su sistema de audio, y tan solo un 18 por ciento está 'muy satisfecho'. 

No obstante, un 37 por ciento de los encuestados indicó que 'no le importa', un 57 por ciento se mostró dispuesto a mejorar su sistema de audio. Yuri Bustos, gerente de Galaxi Sound, tiene su propia explicación a este comportamiento. "La gente tiende a pensar que mejorar el sonido implica altos costos o modificar la estética de su carro, y eso no es así. Con una pequeña inversión, sin necesidad de cambiar el radio, se obtiene una mejora sustancial en la calidad del sonido". 

Para absolver estas y otras dudas entre los neófitos en Car Audio, Vehículos habló con el ingeniero Manuel Fandiño, técnico de soporte de Kicker. 

¿Vale la pena cambiar?
El punto no es cambiar el radio. No hay que llegar necesariamente a eso. Es mejorar un sistema de sonido. Cuando yo cambio un radio estoy es mejorando funciones o prestaciones, pero no estoy mejorando sonido. 

¿Qué se puede mejorar?
Esa es otra historia. Y es lo que la gente debe preguntarse: ¿Qué necesito? ¿Necesito escuchar bien mis emisoras?, ese es un punto. O, ¿necesito conectar todos mis dispositivos electrónicos?; o, quiero que realmente suene bien. 

¿Que suene bien o con potencia?
Se pueden mejorar las dos, o mejorar una o la otra, no necesariamente tienen que ser las dos al tiempo. De ahí en adelante ya entramos en audio profesional. 

¿Cómo saber cuándo un radio tiene potencia o cuando suena bien?
Es un tema perceptual netamente. La persona sabe cuando le suena algo bien o cuando suena mal.   

¿Cómo se logra eso?
Nosotros invitamos a la gente a que nos de la oportunidad de mostrarle lo que es un buen sonido. El común de las personas desconoce en qué consiste un buen sonido y piensan que se les va a mostrar un monstruo de carro con 18 mil parlantes. A veces, para mostrar un buen sonido solo se necesitan un bajo y dos parlantes. 

¿Por qué el bajo?
Porque el carro viene con esa falencia de fábrica, pero no necesariamente con un bajo se logra al ciento por ciento; por eso siempre hablamos primero de parlantes y después del radio. El radio como viene hoy trae las funciones básicos, e incluso, van un poco más allá.   

¿El radio con el que vienen los carros es bueno?
Si, pero digamos que hay un 'desbalance' entre el radio y los parlantes. Dicho de otra forma, cuando yo quiero mejorar mi sistema de sonido, lo primero que debo cambiar son los parlantes. Es decir, la primera mejora sustancial se obtiene cambiando los parlantes. 

¿Qué pasa si cambio el radio de fábrica y dejo los parlantes?
Se obtiene de pronto una mejora en funciones, visual, estética en cierta forma, porque a algunos les gustan los radios originales y a otros no. No decimos que los radios que ponen en las ensambladoras salgan mal, lo que pasa es que ellos están satisfaciendo la primera necesidad elemental que es que algo se escuche. El carro viene con un sistema de audio y unos parlantes, que en cierta forma están aparejados. Siempre los parlantes están por debajo de la calidad del radio. Y si yo además cambio el radio, hago esa brecha mucho más amplia y entonces salen las deficiencias del parlante a relucir, se notan más. 

¿Cuál es el secreto del buen sonido?
Entendido para el común, para la gran masa de las personas es que se pueda percibir todo el espectro audible, en lenguaje más coloquial, que las trompetas suenen como trompetas y que el bajo eléctrico, la percusión de la batería se puedan percibir. Hago énfasis en estos elementos  porque son justamente los que dejan por fuera en las ensambladoras de vehículos. Y los muy altos. Es decir, el sistema de sonido como tal viene solo para escuchar voces, suena muy bien con noticias, pero apenas pongo música comienzo a encontrar deficiencias. Entonces, la primera muestra de un buen sonido es que todo se escuche claro. 

¿Qué sigue después?
Ahí si empiezo a trabajar en lo que es la intensidad y ahí sí entran los vatios. Lo  que se hace en una primera instancia es tratar de compensar que no escucha todo pero se oye muy fuerte. Esa es la ley de lo más barato, que es: póngalo a sonar duro y me olvido de lo que no estoy escuchando. 

O sea, ¿potencia no es calidad de sonido?
Desde el punto de vista comercial es lo más fácil de decir, o es un término que nosotros creemos conocer, porque compramos bombillos de 60, 70, 100 vatios. Salieron los bombillos ahorradores  y ha sido difícil cambiar el esquema de la gente y que entienda que un bombillo de 25 vatios puede iluminar igual que uno de cien. O sea, es difícil hacerle entender a las personas que en este punto se debe hablar es de decibeles y no en vatios. 

¿Cual es el secreto de los cables en el sonido?
El punto es que el vehículo como tal, eléctricamente hablando es supremamente agresivo y malsano para el sonido. El cable tiene dos funciones, una, garantizar que todas esas mejoras se puedan aprovechar. Si yo pongo un parlante y un radio de mayor potencia, es decir, voy a tener una mejora en intensidad en mi sistema, obviamente, el carro no viene con el cableado pensado para eso. Entonces hay que cambiar el cableado para poderlo disfrutar.   

La otra es, ¿cómo hacer que la parte eléctrica del sonido no sea vulnerable a toda ese ambiente malsano?
(ruidos eléctricos, los de alternador, el chasis, la carrocería, la estática. Ahí es cuando empezamos a mejorar en calidad de componentes de cableado (desoxigenados, blindados, terminales muy bien ponchados).  

¿En dónde se deben ubicar los parlantes?
Siempre se debe conservar un orden, bueno no significa profesional, sino quiero un buen sistema debo comenzar cambiando los parlantes de adelante hacia atrás. Todos los carros de hoy traen los espacios adecuados. Los dos de las puertas delanteras (llamados componentes porque tienen la particularidad de que las distintas vías vienen separadas, tienen  un twiter, un woofer y vienen separadas, por eso puedo poner un parlante en la puerta pero la parejita va en el descanzabrazos)  y atrás, en las puertas, se pueden poner coaxiales (que vienen de dos o tres vías, pero vienen integradas en un solo paquete). Siempre el parlante de mejor especificación debe ir adelante.  Entonces, componentes adelante, coaxiales atrás. 

¿Qué sigue?
Después de eso, en una tercera visita, se puede poner un bajo que se ubica generalmente en el baúl por espacio, y porque el oído no puede determinar de dónde vienen las frecuencias bajas. Me atrevería a decir que el bajo puede ir antes de la segunda visita Incluso, hay carros originales que con solo poner un bajo mejoran sustancialmente.  

¿Cuando se pone un amplificador?
Cuando se instala un bajo o subwoffer, el amplificador me entrega la energía que el radio no puede dar para mover ese parlante. Y ahí ya tengo el carro listo y no se ha tocado el radio. Con estos cambios solamente se deja satisfecho al más audiófilo. 

¿Es costoso?
Un sistema así, completo sin cambiar el radio, incluyendo mano de obra, no pasa del millón de pesos. Y se puede hacer por etapas, en la medida que la persona quiera una mejoría en el sonido. Inicia con los parlantes de adelante, luego los de atrás, un bajo y amplificador. Se obtiene un equipo que seguramente no sirve para competir, pero si va a dejar a la persona muy satisfecha. Y no hay que hacer ninguna modificación al sistema eléctrico del carro. 

Mitos y verdades sobre el Car Audio 

1.- No se debe probar el radio subiéndole todo el volumen porque rápidamente hay distorsión. No es apropiado. Tampoco se debe probar el sonido con una emisora, lo mejor es un CD original.

2.- Hay que verificar el estado de las fuentes, de lo que estamos utilizando. Ya no hay problemas con los discos 'quemados', pero sí hay que tener cuidado con los que tengan etiquetas que pueden afectar el sistema.

3.- No romper el auto. No hay que dañar el carro para instalar algo. El sistema debe estar instalado tan profesionalmente que pueda retirarlo y volver a dejar el carro original, aún si la modificación es agresiva, se debe poder volver al auto original.

4.- Más que no hacer, hay que consultar mucho, antes de ir a comprar hay que asesorarse bien. Hay que tener claro qué quiere escuchar y en qué condiciones lo quiere escuchar. Si se tiene claro eso, el instalador sabrá qué hacer, de lo contrario él hará lo que quiera.

5.-  No creer en los 'vatios' ni en los llamativos letreros de los empaques, no se deje engañar cuando le digan que el parlante tiene 500 o 5000 vatios, cuando apenas tiene 400. Compre un producto que tenga especificaciones reales.

6.- En la instalación de un sistema de audio no se debe utilizar cinta aislante porque no permite asegurar que los cables no se oxiden, la cinta no aísla del ambiente malsano. La oxidación afecta la calidad del sonido.

7.- El vehículo aguanta todo lo que le quiera poner. Eso no es así, hay que cuidar el sistema eléctrico del vehículo. Cuando dejo que el sistema de audio me descargue una batería, estoy afectando el sistema eléctrico del carro.

6.- esta es una regla de oro: la distorsión quema parlantes, y después de que se queman los parlantes se quema el radio.

4.- Más parlantes suenan mejor. Falso, no necesariamente es así. 

Lo que cuesta un sistema básico de car audio 
Kicker, es una marca americana especializada en el desarrollo de productos del car audio y considerada una de las mejores del mundo en soluciones de sonido (subwoofers, amplificadores, y parlantes).

Hoy los carros ensamblados e importados de gamas bajas y medias, vienen equipados con buenos radios de distintas marcas (Pioneer, Kenwood, JVC, entre otras) y con parlantes que son llamados OEM (de equipamiento original), que ofrecen un sonido muy normal sin que este sea de una calidad excepcional.

En las practicas se ha demostrado que el mismo radio con los parlantes de fábrica y con parlantes Kicker suena diferente y sí hace la diferencia mejorando mucho la calidad de sonido y la intensidad percibida.

Para mejorar el sonido se puede empezar con lo básico, es decir cambiando solamente los 2 parlantes delanteros que en la marca Kicker tienen un precio de 109 mil pesos en la serie más económica. Si se quiere mejorar más el sonido y la distribución de una buena calidad de audio en el habitáculo del carro, se pueden instalar en la parte trasera dos parlantes cuyo precio es de 239 mil pesos.

Y para aquellos que buscan tener aún mejor sonido, se puede adicionar a lo anterior un subwoofer o bajo con un precio en la serie más económica de 129 mil pesos y una planta o amplificador (dispositivo que aumenta la intensidad del sonido) que tiene un precio de entrada de 249 mil pesos. En suma un sistema sencillo pero de muy buena calidad tendrá un precio total de 726 mil pesos. A esto habría que sumar el cableado y la mano de obra con lo cual no se supera el millón de pesos.

Fuente: EL TIEMPO, sección Vehículos


  • Reportar
    errores
  • Compartir Compartir en delicious Compartir en twitter Compartir en delicious

Vehículos relacionados con este artículo

cargando...

Buscar vehículos en venta en Colombia

Publicidad

Más temas de Noticias y lanzamientos

Video

Así son los 'Automaniacos'

Actualidad Carroya.com tuvo la oportunidad de entrevistar a Jeff Allen y su esposa Megan Bailey, los protagonistas de la serie de televisión The car chasers 'Automaniacos' de la cadena History Channel. » Ver más.

Galería

Las cinco carreteras más peligrosas del mundo

Actualidad Numerosos accidentes, abismos de cientos de metros de altura, curvas peligrosas y poca señalización, hacen parte de las rutas mortales no aptas para conductores inexpertos. » Ver más.

Buscar vehículo en Carroya

Carro
Moto
Estado
Tipode carro
Marca
Línea