Se encuentra usted aquí

Última actualización: Lunes, 20 de Abril de 2015

Adquirir un carro con renting sí es un buen negocio

Adquirir un carro con renting sí es un buen negocio

Un modelo que poco a poco cobra fuerza.

Dic 18, 2014

Con esta figura se ahorra la cuota inicial y los gastos de mantenimiento, entre otros costos.

Según Alejandro Trujillo, presidente de Rentandes, la utilidad tiene que ver, de entrada, con el cambio que ha sufrido el mercado durante los últimos años.

"Comprar un vehículo que, al cabo de tres años, se vende un 40 por ciento por debajo de lo que se pagó por el no es el mejor negocio, más aun si se trata de una marca o un modelo que no tiene rotación -dice-. La pérdida del valor del automóvil y las restricciones en la movilidad han puesto a pensar a las personas si bajo esas circunstancias vale la pena estrenar".

En el mismo sentido opina Ernesto Sarria, presidente de Equirent: "Una de las ventajas de adquirir carro a través de renting está en la posventa porque el valor residual lo asume la arrendadora. El cliente devuelve su vehículo cuando se vence el contrato, negocia uno nuevo y jamás anda a pie".

Otro 'plus' que ponen de manifiesto las empresas especializadas en arrendamiento de vehículos tiene que ver con la optimización de los recursos. "Ahí es en donde está la ventaja -asegura Andrés Jaramillo, presidente de Renting Colombia, del Grupo Bancolombia-. Con el renting empresarial, que es el servicio que nosotros prestamos, el cliente se desentiende de la compra, la venta y la administración del vehículo, reinvierte esa plata en su empresa y dedica el tiempo y los esfuerzos a crecer".

Todo esto lleva, naturalmente, a un cambio de switch en el cerebro; implica para el usuario particular dejar de percibir el vehículo como una inversión y verlo como lo que es hoy: un bien de consumo, que al igual que los electrodomésticos o los computadores, tiene como fin último prestar un servicio.

Renting personal, en etapa de estudio

El renting para personas naturales es aun muy incipiente en nuestro país, pues las compañías dedicadas a este servicio aun están estudiando la manera de entrar con propuestas atractivas y económicas. Hagamos cuentas en la protección del consumidor de vehículos

El problema está en el IVA, gravado en todos los servicios involucrados en este sistema, que incide definitivamente en el valor final de la cuota.

"En donde el cliente tiene que hacer cuentas es en el precio de compra del vehículo (los descuentos que nos dan ensambladores e importadores se los trasladamos a él) y en el hecho de que impuestos, Soat y revisiones preventivas están incluidos en la cuota mensual, además de otra serie de servicios, como grúa y asistencia jurídica", asegura Alejandro Trujillo, presidente de Rentandes.

Para Equirent, aun con el dinero 'barato' que están prestando los bancos y la inclusión de todos estos adicionales en la cuota de renting, es más barato adquirir  vehículo a través de esta figura que hacerlo financiado. "Nosotros trabajamos con tasas del 0,4 por ciento, mientras que las entidades financieras están en el 0,9, promedio", agrega.

Fuente: Prensa Equirent

Calificación: