Conoce todo sobre el Kia Soul 1.6

Dic 17, 2014
Redacción Carroya.com
Kis Soul 1.6
Kis Sooul 1.6

Con bastante olfato y visión, Kia lanzó a comienzos de 2006 en Detroit un vehículo atípico en formas, tamaño y concepto. 'Hay una contracción evidente en la demanda de camionetas deportivas SUV tradicionales por lo cual creemos que el Soul tiene su nicho propio' escriben para explicar la idea de este SUV urbano en el cual despejan las aprehensiones que tienen hoy muchos consumidores acerca del precio de los combustibles, el uso del espacio público y la eficiencia de la inversión.

Pero, a pesar de esos factores disuasivos, está latente la necesidad de tener un vehículo donde se puedan expresar todas esas actividades de jóvenes que reclaman una cabina espaciosa, una figura exterior agresiva y profesional, un motor bien alegre, accesorios funcionales y, claramente, distinción.

Ahí está el Soul de Kia, sin duda un extraño aparato por sus líneas, muy claramente definido a copar esas expectativas identificadas en el mercado, absolutamente diferente en medio de la selva metálica de las calles y que impacta desde la primera vista.

Bien sea por pasado o revolucionario en las formas que no son necesariamente de aceptación colectiva o porque ese golpe visual captura el interés de quienes son igualmente atrevidos al manejar.

El Soul tiene otra alma pues aunque se trata de una camioneta-carro de dimensiones compactas y optimizadas, camina por encima de los demás debido a su tendido de ruedas que usa rines de 18 pulgadas de aleación, dignos de carro conceptual y los cuatro guardafangos se extienden en los lados de la cabina para resaltar su musculatura.

La cual, a pesar de que nace con un motor 1.600 cm3 que uno juzgaría a ras con apenas, tiene un rendimiento muy elevado ya que el motor ofrece nada menos que 124 caballos de potencia, que son unos 15 por encima de lo usual para esa cilindrada gracias a una culata muy sofisticada con cuatro válvulas por cilindro, con ejes de levas de tiempos variables de manera continua y movidos por cadena (adiós al susto de la correa reventada), además de ciertas disposiciones de los órganos como los bulones de los pistones más desplazados de lo usual para minimizar la fuerza lateral en los cilindros.

Para darles una idea de las bondades del motor 1.6, basta con señalar que la máquina de dos litros, que también se ofrecerá más adelante en el Soul, tiene 144 caballos, solo veinte más y el torque sube de 15.9 a 19.0 kgm lo cual es obvio por la diferencia de las cilindradas.

El peso del Soul va entre 1.254 y 1.364 dependiendo de los motores y cajas de velocidades, lo que nos da en algunos casos una relación de 10 kilospor caballo, que es bastante buena. 

Dicho esto, queda claro que el Soul anda sumamente bien con cualquiera de los dos motores y en tres versiones de equipos que se ofrecerán a partir de abril en la red.

En la ruta, además de moverse como toca, se maneja muy fácilmente pues la dirección es electroasistida y los frenos son altamente eficientes y seguros pues vienen con ABS.

Las suspensiones son muy elásticas y hasta demasiado suaves por lo cual su funcionamiento usa todo el recorrido de los amortiguadores y se oye cuando llega a los topes. La caja tiene unas relaciones correctas en la versión mecánica que probamos y también habrá automática de cuatro cambios adelante.

Hemos incluido abundantes fotos para que cada quien saque su propia conclusión acerca del diseño del -o la- Soul, donde radica su encanto, pues es complicado determinar si es una camioneta small o un automóvil large por lo cual pensamos que lo más justo es describirla con un poco de los dos adjetivos y así caben todos los públicos y gustos.

Más allá de sus funcionalidades, hay que destacar sus formas y soluciones. Hicieron mucho énfasis en las luces y los enormes y vistosos stops que van incrustados en el paral trasero y metidos detrás de una cubierta transparente general.

No se puede decir que haya excesos en esas partes porque están muy bien logradas, pero sí el pincelazo coreano está presente en la tapa de la gasolina, cromada y excesivamente adornada.

El interior es, para estar a tono con muchos de los interesados en este vehículo, muy 'play'. Desde el equipo de sonido que admite todas las conexiones externas y tiene puerto USB hasta los 14 compartimentos para guardar cosas distribuidos en toda la cabina, el equipo no solamente es completo sino también muy moderno agradable por la presentación, los estupendos acabados y de nuevo el diseño mismo de los elementos, en especial la consola central donde están el climatizador y la música.

Los combinados de los colores de los tapizados, el centro del timón y las partes plásticas son muy dinámicas y colaboran para generar una sensación de amplitud adicional al espacio ya muy generoso y agradable de todo el habitáculo.

No hay dudas sobre el potencial del Soul una vez la gente entienda bien su concepto y propósitos. Tiene la suficiente deportividad para ser un auto personal. Es un sobrado aparato para la familia y como SUV ofrece los arrestos necesarios en altura y figura sin necesidad de comprometerse para las aventuras extremas.

El Soul, finalmente, nos pone en metal lo que se ha visto en muchas estadísticas mundiales y locales sobre el permanente crecimiento de la marca coreana que, a pesar de ser parte del grupo Hyundai, está tomando alas independientes con vehículos como el Soul que no tiene equivalente en la factoría hermana con la cual comparte otros modelos como el Rio (Accent) y Sportage (Tucson), entre los principales.

Fuente: Revista Motor - www.motor.com.co

 

Califica este árticulo: