Ford Family One Concept: uno para todos

Dic 17, 2014
Redacción Carroya.com
MiniVan Ford
MiniVan Ford

Aunque el nombre no es nuevo, pues la primera camioneta Transit data de 1961 cuando Ford la fabricó en una planta alemana bajo el nombre de Taunus Transit, esta nueva versión sí encierra un concepto totalmente novedoso y único, sobre todo atractivo para quienes estén pensando en movilizarse con niños.

Es la evolución de un vehículo comercial hacia la familia con la idea de una conectividad total.

Este prototipo ofrece espacio y funcionalidades para todo lo relacionado con la diversión infantil. Utilizando la misma plataforma de la versión Transit Connect, se montó este amplio modelo que cuenta con una cabina de 3.820 litros de volumen, capacidad para cinco pasajeros y una zona de carga en la cual abundan los compartimientos.

Este aprovechamiento del espacio es una de sus principales bondades.

Por ejemplo, detrás de la segunda fila de asientos hay un lugar en el que se pueden organizar las maletas de los niños, mientras que en el costado izquierdo, encima de la rueda trasera, se encuentra una pequeña bodega para llevar equipos de comunicación y dispensadores de jabón, a la derecha hay una caja para almacenar juguetes de buen tamaño.

Pensando precisamente en la hiperactividad de los niños, los paneles de las puertas posteriores son desmontables y se pueden rayar con marcadores de agua, incluso el tapizado se puede quitar y lavar.

Las hojas de la puerta posterior sirven para guardar dos patinetas mediante unos mecanismos de enganche y tienen un cajón desmontable en el cual se organiza un botiquín.

En el suelo hay un lugar donde cabe un coche plegable de bebé. También se utilizó la más futurista tecnología en materia de entretenimiento y conectividad. Entre el equipo hay un sistema de navegación con pantalla táctil, dos más ubicadas encima de las sillas delanteras, un scanner de objetos que se puede activar desde la consola central y que permite la búsqueda de diferentes cosas dentro del vehículo, acceso a Internet, la operación de accesorios de intercomunicación, etc.

Estas aplicaciones hacen parte del paquete de 'soluciones de trabajo' que en el futuro implementará Ford en toda su línea de vehículos, que incluso serán personalizadas, pues también estarán dirigidas a soportar las actividades laborales de quienes conducen.

Este sistema es tan intuitivo que el computador central registra los usos que se le dan al vehículo y por ejemplo, si se acostumbra a llevar a los niños a una práctica musical en un día y horario determinados, los padres no solo tendrán un recordatorio sino que, además, tendrán una alerta que avisará si están los instrumentos dentro de la camioneta mediante unas etiquetas que puede reconocer por señales de radiofrecuencia.

Incluso, se pueden sincronizar los teléfonos de los padres para tener a mano los cronogramas de las actividades familiares.

Un detalle curioso es la extensión del techo que mediante una hoja deslizante se desplaza hacia la parte de atrás para ofrecer una especie de toldo que da sombra mientras se permanece en esa zona del carro.

Esto amplía la iluminación interior, ya que descubre un área de cristal ubicada en la parte delantera y la sensación luminosa se apoya también en los colores de los tapizados que son en blanco y las luces interiores azules.

El prototipo tiene la misma configuración mecánica de su pariente comercial, con un motor turbodiésel TDCi de 2.0 litros y 136 caballos de potencia.

El consumo, según la marca, es de 45 kilómetros por galón y se puede mejorar si se utiliza el SmartGaugeTM, otra de las aplicaciones tecnológicas con las que gráficamente se le muestra al conductor la forma en la que puede conducir de forma más eficiente.

Fuente: Revista Motor - www.motor.com.co

 

Califica este árticulo: