Historias de taxi: El taxi de la pelea

Oct 06, 2014
Redacción Carroya.com
El taxista referee.

Raúl González, a sus 50 años (muchos de ellos al volante) nunca imagino que ese jueves sería el referee de una pelea que terminó por destruir los vidrios de las ventanas traseras de su taxi recién comprado.

Comienza la historia

A las tres de la tarde, Raúl recoge a una pareja de jóvenes en una residencia al norte de Bogotá; por el espejo retrovisor se podía percibir cuan felices y enamorados estaban.

Al llegar al destino final, Raúl ve en la entrada de la casa del pasajero (hombre) a una mujer no mayor de 25 años que se acerca lenta y decididamente hacia el taxi y con su cartera, quiebra la ventana trasera derecha, inmediatamente abre la puerta, baja a su hombre y se ensaña contra su amante.

Las dos mujeres que acaban de descubrir que son engañadas comienzan a pelear violentamente. Desde dolorosas bofetadas hasta golpes al vehículo fueron el 'espectáculo' durante varios minutos.

Raúl, viendo cuán imposible era ponerse en medio de las dos mujeres, solicita respaldo con su radio e indica airadamente cuál es la situación que necesita ayuda de la policía.

Con algunos policías presentes, la situación logra controlarse pero desafortunadamente el Atos nuevo ya está completamente destruido, la coginería manchada de sangre y las dos mujeres sin ningún rasgo de vergüenza.

Las apuestas se cierran, el último round termina al igual que la jornada laboral de Raúl, que se va para su casa en plena hora pico, con poco producido, con la gran deuda de su carro aún sin saldar por las boxeadoras y su cobarde representante, que no merece el amor de ninguna.

 




Califica este árticulo: