Mini Coupe turbo, el placer concentrado

Dic 17, 2014
Redacción Carroya.com
Mini Coupé el placer concentrado con motor turbo
Mini Coupé el placer concentrado con motor turbo

Hecho para quienes quieren algo diferente y exclusivo sus 211 caballos, lo hacen una bomba bajo el pie derecho.

Los 50 años del Mini pasaron de las fiestas y evocaciones a la presentación de la cuarta variante de este modelo, uno de los carros más apetecidos del momento y un auténtico fenómeno en todos los mercados.

Después del Mini tradicional, siguen la camioneta Clubman y luego vino el convertible, pocos meses antes del lanzamiento del cupé que nos ocupa y será una de las estrellas del próximo Salón de Frankfurt donde se exhibirá este mismo prototipo de nuestras fotos.

Hacer un coupe en un automóvil que ya es de dos puertas, y no caben más, es un reto estilístico que solo una base tan versátil y tan bien ensamblada como la de este carro, además de dirigirse a una clientela directamente seducible con un diseño tan original y único como este.

El cupé no solamente será una imagen diferente en las calles sino que su mecánica responde a lo que uno quiere en el modelo más deportivo de una gama.

El motor que lo mueve es el del John Cooper Works, un 1.6 litros con turbo que arranca en 211 caballos de potencia con lo cual ara pavimento en las arrancadas. Pero con un botón adicional se le pueden agregar 20 newtons/metro de torque para momentos de mayor excitación.

Sentimiento que no solo se debe manejar con el pie derecho sino con ambas manos bien firmes y atentas sobre el timón porque los ingenieros siguen publicitando su comportamiento de "kart", es decir, duro, nervioso, errático en la trayectoria recta pero en el fondo un automóvil que transmite vida y pide piloto.

La exclusividad será otra de las cartas de este Mini, pues no solo es cupé por fuera sino que también le cortaron los dos asientos traseros y los convirtieron en un espacio de maletas con lo cual el carro gana funcionalidad así sea solamente para sus dos ocupantes. Es como volver a los envidiables autos deportivos ingleses de los años 50 y 60 pero en un estuche del siglo XXI.

Las formas del techo, todo en aluminio, y el empate del cristal trasero con la cola extendida del cupé son su mayor riqueza de diseño pues no hay vehículo en el mundo que se le parezca y menos por el spoiler o alerón que remata el conjunto. La tapa del baúl sin duda lo clasifica en la familia de los carros tres volúmenes, cosa que nunca se había pensado que un Mini podría tener.

La introducción al mercado de este modelo Premium tomará algún tiempo durante el cual va a crecer de manera rápida la lista de espera pues va a ser algo sumamente opuesto y diferencial para quienes desean y se ufanan de moverse en algo exótico como este cupé, cuyo precio se encargará de aprovechar esas ansias que tendrán sus potenciales propietarios pues será el más caro de la gama.

Cuando se pensaba que el repertorio y las opciones para los diseñadores del Mini estaban agotadas, salen con esta nueva y estupenda idea que va a ser tema y provocación para todos los amantes de este automóvil.

Fuente: Revista Motor - www.motor.com.co

 

Califica este árticulo: