8 revisiones diarias para tu vehículo

Mayo 08, 2018
Redacción Carroya.com
Revisión diaria de un carro
Foto: 123rf.com

Dedícale media hora semanal a tu vehículo para revisar aspectos claves, estas ocho revisiones y cuidados básicos te evitaran dolores de cabeza.

1. Motor. Revisa los niveles de líquidos: aceite, refrigerante, agua, líquido de frenos y el de la dirección hidráulica. No toma mucho tiempo y realmente puede prevenir fugas o recalentamiento.

2. Frenos. Ten muy presente el estado de las pastillas en los discos y de las zapatas en los de campana. En este aspecto debes revisar que no se presenten fugas en el sistema, ni sonidos extraños.

3. Llantas. Calibra la presión (con un calibrador) de acuerdo a lo establecido por el fabricante del vehículo, es una acción bastante sencilla una vez se intenta. Verifica el estado de las llantas revisando el desgaste.

4. Suspensión. Ten muy presente el estado de los amortiguadores y terminales de dirección. Esto lo puedes hacer a diario, “sintiendo” tu carro, es decir, si al pasar por un bache sientes que la amortiguación traquea o cae abruptamente debes prestarle atención. Igualmente con la dirección: trata de manejar de manera recta y nota si esta presenta algún desvío.

Lee también: ¿Qué le hacen a un vehículo en la Revisión Técnico Mécanica?

5. Electricidad externa. Se debe verificar que todos los bombillos funcionen correctamente, especialmente luces y direccionales. Hacerlo no toma más de 3 minutos y puede evitarte un comparendo de tránsito.

6. Electricidad interna. Revisa los seguros de las puertas, los vidrios eléctricos y el aire acondicionado; si todo está funcionando en orden será un buen síntoma del funcionamiento eléctrico.

7. Equipo de seguridad. Siempre debes cargar lo exigido por el Ministerio de Transporte: extintor (cuidado con la fecha de vencimiento), herramientas, linterna con pilas, llanta de repuesto en buen estado, triángulos de detención y gato.

8. Papeles del vehículo al día. Son cuatro los documentos que debes tener siempre presentes: SOAT, tarjeta de propiedad, licencia de conducción y revisión técnico-mecánica. Fíjate en las fechas de caducidad de cada uno, no dejes que estos lleguen a su vencimiento sin haber tomado las precauciones necesarias para las renovaciones.

No olvides que tu vehículo merece estos cuidados básicos para su buen funcionamiento.

Fuente: KIA.

Califica este árticulo: