Agua en el aceite del motor: causas y consecuencias

Oct 19, 2017
Redacción Carroya.com
Agua en el aceite del motor: causas y consecuencias
Imagen: 123rf.com

Por: Alexandra Pardo - Redacción Carroya.com

Agua en el aceite del motor
 
La mezcla de aceite con el líquido refrigerante o con agua, dentro del motor, se convierte en un dolor de cabeza para muchos conductores ya que esta no es una avería sencilla.
 
Para reconocer fácilmente este problema, al abrir el tapón de la botella de expansión veremos una sustancia un poco amarillenta y viscosa. Si comprobamos el nivel de aceite, también es posible que no se encuentre entre el mínimo y el máximo.
 
¿Por qué le entra agua al aceite del motor?
 
Por alguna parte del motor se han mezclado los dos líquidos. El motor, en su interior, tiene varios conductos; por algunos de estos conductos circula el aceite para engrasar el motor y por otros circula anticongelante, que se encarga de su refrigeración. Estos conductos se tienen que haber comunicado en algún punto y, el más sencillo, es en la culata o la junta de culata. En este caso, la reparación es costosa ya que es necesario desmontar la culata y comprobarla para ver dónde está el problema.
 
Otra opción es que se haya mezclado en el enfriador de aceite. El enfriador de aceite se encarga de, como su nombre indica, enfriar el aceite por medio del líquido refrigerante que se usa para refrigerar el motor.
 
 
¿Qué pasa cuando le entra agua al aceite del motor? 
 
Si nos encontramos en esta situación, lo más recomendable es acudir cuanto antes al taller para que nos verifiquen el problema. Si no lo hacemos, puede tener consecuencias muy graves, dañando en gran medida el motor. 
 
Esta reparación requiere bastantes horas y tendremos que ir preparando el bolsillo. Levantar la culata implica, como mínimo, comprobar la culata y un juego de juntas nuevo. En el peor de los casos, si la culata está dañada, debemos sustituirla por otra nueva.
 
Una vez solucionado el problema se debe cambiar el aceite. 
 

Agua en el aceite del motor: consecuencias 

El resultado será la formación de espuma reduciendo drásticamente las propiedades de lubricación del aceite; esto puede causar daños graves - el aceite será desnaturalizado - y no se enfriará eficazmente, poniendo en peligro las superficies internas del motor.

Aunque la principal consecuencia es el recalentamiento, el derrame de agua dentro del motor termina por imposibilitar la transferencia de calor.

 
Fuente: Actualidad Motor (España)



Califica este árticulo: