Ahorra hasta el 50% con un carro a gas

Dic 16, 2014
Redacción Carroya.com
Puedes ahorrar hasta 50 por ciento de ahorro con un carro a gas.
Puedes ahorrar hasta 50 por ciento de ahorro con un carro a gas.

Un carro a gasolina exige el doble en dinero para recorrer la misma distancia. Recomendaciones para aprovechar al máximo los beneficios de la conversión.

En cuanto al rendimiento del vehículo se puede analizar este ejemplo: un taxi gasta cinco galones en un solo turno, equivalentes a 32 mil pesos de gasolina y 16 mil en gas. Si multiplica esa suma por 25 días, al conductor y al dueño del taxi a gas les quedan más de 500 mil pesos de ganancia adicional.

Así es, además de ser la opción más viable en cuanto al cuidado y la preservación del medio ambiente, el ahorro que ofrece el gas natural frente al combustible líquido puede ser de hasta un 50 por ciento.

Además, Bogotá cuenta con unas 100 de las cerca de 300 estaciones de servicio de todo el país, lo que hace que tanquear sea muy fácil.

En la actualidad, la conversión a gas para un vehículo promedio cuesta alrededor de 2 millones 500 mil pesos, de los cuales 700 mil en promedio son subsidiados por el estado.

Es importante tener en cuenta la seriedad del taller donde se realice la conversión ya que para que un taller de conversión a gas pueda funcionar como tal, no solo requiere el aval de las empresas certificadoras, como Icontec, sino también técnicos especializados y equipos idóneos que permitan realizar un trabajo rápido y seguro.

En Colombia hay cerca de 30.000 carros que funcionan con gas natural y la meta del Gobierno es lograr la conversión de un total de 40.000 antes del 2010.

Sin embargo, es importante decir que el sistema requiere un mantenimiento periódico (dos veces al año) para detectar esas fugas a tiempo. Eso sí, la revisión la deben hacer mecánicos expertos, que saben cómo manipular las piezas con seguridad.

Revise su vehículo antes de la conversión

Es importante saber que el secreto de una buena instalación de gas natural vehicular no solo radica en la idoneidad del taller, la calidad de los equipos, la experticia de los mecánicos y el mantenimiento oportuno al sistema. También es determinante el buen estado general del vehículo al momento de realizar la conversión.

Según expertos en el tema, así como el gas es 'agradecido' con los motores, también les exige un estado general óptimo en su sistema eléctrico, de combustión y de refrigeración.

La razón: a la hora de la combustión, el gas es un poco más caliente que la gasolina. Si un carro está pasando aceite, se recalienta más rápido de lo normal, y si tiene gas, ese riesgo se acrecienta y daña más rápidamente las culatas, los empaques y las válvulas, y es ahí cuando el conductor dice que el gas le dañó su carro.

Inconvenientes como este motivaron al Ministerio de Minas, la Superintendencia de Industria y Comercio, y a las entidades certificadoras, como Icontec, BVQI y SGS, a exigir una revisión técnico-mecánica previa, que despeje toda duda acerca de la idoneidad del vehículo.

Cómo es la instalación

Cuando un carro llega al taller autorizado para la conversión, los técnicos  especializados revisan el motor dan el visto bueno para incorporarle el sistema de gas.

Una vez instalado (la operación dura 24 horas, a lo sumo), el mecánico certificador revisa que todo esté en su punto y le añade al vehículo un chip especial, sin el cual no se puede tanquear en ninguna de las 298 estaciones de gas que tiene el país.

Ese chip va conectado a una caja, que a su vez manda una señal a una electroválvula del regulador del sistema para dejar pasar el combustible. En un vehículo inyectado, les manda una señal eléctrica a los inyectores para que el motor funcione a través del regulador del sistema, es decir, con gas, o a través de los inyectores, si se quiere andar con la forma convencional, es decir, con gasolina.

Esa operación la realiza el conductor con tan solo accionar un interruptor desde la cabina, como si se tratara del 'encendido' del sistema de luces.

Por último se realiza la certificación de la instalación de gas natural realizada por el taller, que en los talleres serios debe ser verificada, aprobada y certificada por el Icontec. Con esto el vehículo ya podrá funcionar y por ende transitar por donde lo desee, sin contaminar y gastando la mitad de lo que consumiría en gasolina.

 


Etiquetas:


Califica este árticulo: