Aprenda cómo prevenir accidentes con estas simples recomendaciones

Sep 03, 2015
Redacción Carroya.com
Aprenda cómo prevenir accidentes con estas simples recomendaciones

Foto: Archivo El Tiempo.

Redacción Carroya.com

Siga los siguientes consejos simples para evitar accidentes prestando atención a sus llantas.

Previo a  iniciar cualquier tipo de desplazamiento en su carro, es importante que revise y tenga en cuenta las siguientes recomendaciones, pues grábese lo siguiente en su mente siempre que se suba a manejar: la mayoría de accidentes ocurren solamente por no estar atento a las señales que su vehículo le indica.

Encienda el carro, pero antes de poner cualquier marcha, revise el estado de las llantas. En estas radica un factor de alta importancia para evitar la accidentalidad. “Recuerde que ellas son un elemento fundamental de seguridad y el único lazo de unión entre el suelo y el vehículo”, asegura Camilo Millán, Responsable de Marketing en Producto para auto y camioneta de Michelin.

Si desea conocer diferentes carros económicos, haga clic acá.

Evite accidentes prestando atención a las siguientes señales que le indiquen sus llantas:

1. El estado de las llantas. Recuerde que unas llantas en óptimas condiciones le ayudan a tener una mayor adherencia al piso en seco y en mojado, brindado mayor seguridad. Si regularmente conduce por carreteras pesadas, como trochas, busque llantas diseñadas para este terreno.

2. La presión. Se hace necesario el control de las presiones, por lo menos cada 15 días, para asegurar la máxima prestación del vehículo, tanto en situaciones normales como comprometidas, aportando, seguridad, confort al manejar y un rendimiento óptimo de las llantas.

La presión del inflado es recomendada por el fabricante del vehículo. “Es importante que la llanta conserve siempre la tapa de la válvula, de lo contrario la llanta no tendría la perfecta hermeticidad que necesita para el buen desempeño de sus funciones”, señala el experto.

Por lo general, la presión siempre se debe tomar en frío, es decir cuando el automóvil lleva parado como mínimo una hora o simplemente no ha ejecutado ningún recorrido.

3. Las mejores llantas van atrás. “Las llantas menos gastadas o en mejor estado deben estar siempre ubicadas en el eje trasero para brindar una mayor seguridad a los ocupantes del vehículo”.

¿Anda buscando el carro de sus sueños? Haga clic acá para empezar a encontrarlo.

4. La llanta de Repuesto. Es importante que esta se encuentre en óptimas condiciones, de lo contrario tendría contratiempos en la vía, en la seguridad de su vehículo y por ende de los ocupantes, además del riesgo y el retraso en la llegada a su destino.

5. Alineación. Es el conjunto de características que reúnen unos elementos mecánicos que sirven para dirigir y mantener estable el vehículo. La desalineación del vehículo es una de las principales causas del desgaste prematuro de las llantas, lo cual se traduce en accidentes. Esto además le ocasiona:

-Mayor consumo de combustible.

-Menor estabilidad.

-Menor adherencia.

-Menor rendimiento por Km.

“La vibración o el desgaste irregular también pueden ser ocasionados por desalineación o problemas mecánicos. Un diagnóstico profesional revelará la causa verdadera de estos defectos”.

6. Balanceo. Para lograr el mejor desempeño de una llanta, es necesario que el peso del conjunto llanta-rin sea equilibrado.

Realice un balanceo cuando:

-Monte por primera vez las llantas en  los rines.

- Al realizar un cambio de posición de las mismas en el auto.

-Instale las llantas usadas sobre rines ya existentes.

-Después de la reparación de una llanta pinchada.

-En cualquier momento que la llanta se desmonte.

-Al primer signo de vibración.

Recuerde, las funciones de las llantas son vitales para su seguridad al conducir. Estas soportan la carga, dirigen su vehículo, transmiten las fuerzas de aceleración y de frenado, además de tener injerencia directa en la estabilidad, suspensión y confort.

Si desea encontrar un carro que le de gran rendimiento y seguridad, encuéntrelo entre esta amplia oferta.




Califica este árticulo: