Las diez claves para conducir bajo la lluvia

Sep 02, 2016
Redacción Carroya.com
Las diez claves para conducir bajo la lluvia

Foto. 123rf.com

Redacción Carroya.com

Aprenda estas técnicas sencillas que le darán la seguridad suficiente para manejar con torrenciales aguaceros.

Conducir bajo la lluvia tiene varios retos para tener en cuenta. Dada sus cualidades, la lluvia hace que las calzadas se vuelvan más resbalosas, al punto de que la tracción de las llantas se pueda reducir a la mitad y hasta totalmente, como en los casos del hidroplaneo.

El hidroplaneo es un fenómeno según el cual el agua de los charcos no alcanza a ser evacuada por el labrado de las llantas, formando un “colchón” que hace perder el control del vehículo.

Encuentre un carro para usted entre 10 y 20 millones de pesos.

Otra consecuencia de la lluvia es la disminución de la visibilidad, sea de día o de noche, pues cuando es muy fuerte, forma una verdadera cortina de agua que impide ver con profundidad y, si es de noche, la situación empeora porque al mojar las calzadas hace que la luz de las farolas del carro o del alumbrado público se refleje, limitando aún más la visibilidad.

Estas son las 10 claves para conducir sin peligro bajo la lluvia:

1. Disminuya la velocidad: la mejor manera de evitar incidentes y accidentes en condiciones lluviosas es reducir la velocidad por lo menos a la mitad del límite. Conducir a menor velocidad permite que una mayor parte de la banda de rodadura del neumático haga contacto con la carretera, lo que produce una mejor tracción.

2. Conserve la visibilidad: evite el empañamiento de los vidrios abriendo ligeramente las ventanas o encendiendo el aire acondicionado.

3. Verifique el labrado de las llantas: revise el estado de las llantas continuamente; mínimo deben tener 1,6 mm de profundidad en el labrado.

4. Frene moderadamente: frene suavemente pues la distancia de frenado aumenta. Cuando el pavimento se encuentra mojado la distancia de frenado es más larga, según el estado del pavimento puede llegar a ser el doble que sobre la calzada seca.

5. Luces prendidas: encienda siempre las luces del vehículo y no las estacionarias.

6. Aumente la distancia de seguridad: frenar en una carretera mojada le llevará aproximadamente el triple de tiempo que frenar en una carretera seca. Como se necesita más distancia para frenar, es muy importante mantener la distancia de seguridad respecto al auto que precede. Mantenga algo más de dos autos de distancia entre su vehículo y el vehículo por delante.

Para conseguir el carro que se ajuste a usted, haga clic aquí.

7. Maniobrabilidad: conducir en piso mojado requiere una mayor destreza y concentración, por lo tanto, los movimientos deben ser suaves y planeados. Evite movimientos violentos del timón.

8. Concentración y calma: las condiciones difíciles de la vía pueden estresar al conductor y hacer que se equivoque. Por tal motivo, mantenga un estado de calma mayor de la acostumbrada. Baje la velocidad.

9. Charcos: evite pasar por charcos porque pueden ocultar irregularidades del camino y con ello pueden dañar los sistemas de suspensión o dirección del vehículo. Si no es posible evitar pasar por charcos, reduzca la velocidad.

10. Pare de ser necesario: preferiblemente tenga una actitud y comportamiento seguro porque, ante la lluvia muy fuerte, lo mejor es detenerse en un lugar seguro, mientras aminora el aguacero.

Fuente: Cesvi Colombia.




Califica este árticulo: