Qué hacer si se le incendia el carro

Dic 16, 2014
Redacción Carroya.com
El correcto uso del extintor evita que las llamas se propaguen
El correcto uso del extintor evita que las llamas se propaguen

Son casos frecuentes y muchos han sido graves debido a la incorrecta utilización del extintor. Vea cómo usarlo.

Un carro se incendia cuando el calor de un cortocircuito, por ejemplo, se propaga a las telas o los plásticos del carro.

La suma del oxígeno, un elemento de combustión como tela, plástico o caucho, más la acción inflamable de la gasolina, son los elementos básicos que pueden desatar una tragedia al interior del vehículo.

En este caso, si llega a detectar humo, calor o si tiene la sospecha de que se está incendiando algo, lo primero que se debe hacer asegurarse de que todos los pasajeros del carro salgan sin problemas y se alejen lo suficiente, pues solo el humo puede sofocarlos.

Si no compromete su integridad, saque el extintor de abajo de la silla del copiloto. Este cilindro contiene un polvo químico seco que es la herramienta eficaz para sofocar las llamas.

Inmediatamente abra el capó y el baúl, ya que sus seguros suelen ser de guaya o eléctricos y ambos son de los primeros que se derriten con el calor. Si espera, después le será imposible abrirlos.

Pero, sea precavido antes de abrir estos dos espacios, pues si el fuego se inició adentro, las llamas estarán sofocadas por falta de oxigeno y crecerán en contacto con el oxígeno. En ese momento debe usar el extintor. Tenga en cuenta que si no lo dispara con precisión no servirá de mucho pues su contenido puede agotarse prematuramente.

Si ya es tarde y el fuego se salió de control, intente aislarlo, de manera que evite que se propague a otros lados o carros. Esto puede hacerlo con mantas o algo similar, que no sea inflamable. Aunque este es un método bastante primitivo, puede ayudar.

El extintor, una herramienta de seguridad
Más que una norma, es una herramienta que puede salvarle la vida. Por esa razón hay que cerciorarse de comprarlo y recargarlo en un buen lugar.

Su tamaño debe ser el indicado por la autoridad o en el manual del carro, pues se basan en estudios que aseguran que ese tamaño es suficiente de acuerdo con el del carro. No lo compre solo pensando en que le quepa en el maletín de herramientas, pues no debe estar ahí y puede ser muy pequeño.

Llevelo siempre en el lugar adecuado, es decir, debajo del asiento del pasajero o copiloto, que es donde está al alcance y es fácil de sacar.

Para usarlo quite el sello girando la llave, con cuidado. Lo más cerca que pueda del fuego, dispárelo con una inclinación de 45 grados sobre la base del fuego, haciendo un barrido horizontal. No dispare el polvo muy arriba de las llamas, pues no será efectivo.

Qué debe saber sobre la recarga
Un extintor se compone de un polvo químico seco. Su llenado es, por lo general, 80 por ciento de polvo y 20 por ciento de nitrógeno, a 120 libras de presión, que comprime el polvo y le permite salir por un tubo plástico situado en el centro del recipiente y conectado a la válvula.

Para saber si el extintor y todos sus componentes están bien debe  recargarse: no porque sus componentes estén en mal estado, sino para asegurarse de que esté lleno del polvo y que no haya perdido nitrógeno ni presión.

Por ley y seguridad, el extintor debe ser recargado cada año, operación simple y fácil de hacer que no requiere mucho tiempo pero sí de los materiales adecuados que solo se consiguen en centros especializados.




Califica este árticulo: