Las estafas más frecuentes en las ventas de carros

Oct 25, 2016
audcas Redacción Carroya.com
Flowers
Redacción Carroya.com

Difícilmente se identifican y resultan muy graves para el carro y para el bolsillo. Aprenda a detectarlas.

Es importante desconfiar y cerciorarse de la empresa o intermediario con el que está haciendo el negocio para evitar ser victima y perder el dinero. Acostumbre leer en detalle todo aquello que está firmando y procure llevar a cabo el negocio directamente con el propietario del vehículo. 

Publique aquí sin ningún costo su vehículo en Carroya.com.

Las estafas más frecuentes en nuestro país:

  • Certificaciones de impuestos falsas: cuando el vendedor dice tener los impuestos al día pero no es así.
  • Empresas 'fantasma' que suelen desaparecer fugazmente con su inversión o aquellas empresas que lo 'embolatan' con documentos y firmas para quedarse con su dinero.
  • La gente no lee y firma documentos a la ligera; eso los deja en una situación de completa indefensión legal.
  • Cuando el carro es robado y requerido por la Dijin o por la Policía.
  • Carros con problemas legales como embargos; recuerde que la Secretaria de Movilidad está embargando los vehículos  que tengan deudas desde 20 mil pesos.
  • Procure no comprar un vehículo robado que ha sido reportado a los diferentes organismos de control puesto que ya ha quedado registrado como tal. 

 Existen posibilidades para que publique su carro de manera gratuita sin correr ningún riesgo.

Estafas mecánicas más comunes:
 

  • Odómetro rejuvenecido que se ha adulterado, es algo muy común y sucede hasta con vehículos conocidos.

  • Valvulina (aceite para caja y transmisión) muy gruesa sola  o revuelta  con el aceite de motor normal para ocultar ruidos que delaten el estado ruinoso del motor.
  • Bloque de motor y culata rotos soldados de manera técnica o con pegantes y sellantes caseros; todo cubierto y camuflado con pintura.
  • Puntas de chasis deformadas en modelos compactos o chasis golpeado y hasta roto y mal arreglado en vehículos con chasis independiente debidamente camuflado con pintura.
  • Aserrín, plátano y bocadillo mezclados con el lubricante de la caja y la transmisión para ocultar su grave desgaste que produce ruido.
  • Caja de dirección ajustada hasta sus límites y agregando suplementos para que no se detecte un juego excesivo que denota desgaste.
  • Vehículo muy reciente que ha sido repintado totalmente, lo que no tiene justificación diferente a descuido extremo o a un accidente.
  • Forros en los asientos ya con resortes cedidos; generalmente tapan tapicería destruida y vehículo muy usado y posiblemente maltratado.
  • Sistemas de audio muy sofisticados que atraen la atención con el fin de tapar graves fallas y desperfectos en el vehículo.
  • Vehículo que ha sido de servicio público u oficial y se oculta o se pretende ocultar su pasado de maltrato, abuso y pésimo o nulo mantenimiento.
  • Fugas de radiador remendadas con pastas provisionales.
  • Llantas reencauchadas, con los costados rotos o en muy mal estado denotan poco cuidado.
  • Encendido retrasado para ocultar ruidos producidos por el desgaste mismo del motor.
  • Cables remendados o pintados muestran que se le han hecho reparaciones  mediocres en talleres de dudosa calidad.
  • Si el carro está a nombre de un tercero absténgase de llevar a cabo el negocio y entiéndase directamente con la persona que figura en la tarjeta de propiedad.
  • Finalmente no deje el traspaso abierto, recuerde que el proceso se cierra cuando el traspaso esta a nombre del nuevo propietario.

Publique aquí de manera gratuita su vehículo en Carroya.com

Califica este árticulo: