Las estafas mecánicas más frecuentes

Mayo 22, 2018
Redacción Carroya.com
Foto: 123rf.com

Tenga esto a la mano y aprenda a detectarlas fácilmente, antes de comprar carro usado y de cerrar el negocio realice un peritaje técnico y profesional en un centro especializado; donde manos expertas revisen el vehículo y detecten fallas irreparables.

Tenga en cuenta estos consejos y vaya a la fija:

  • Odómetro rejuvenecido que se ha adulterado. Es algo muy común y sucede hasta con vehículos conocidos.
  • Valvulina (aceite para caja y transmisión) muy gruesa, sola o revuelta con el aceite de motor normal para ocultar ruidos que delatan el estado ruinoso del motor.
  • Bloque de motor y culata rotos, soldados de manera técnica o con pegantes y sellantes caseros; todo cubierto y camuflado con pintura.
  • Puntas de chasis deformadas en modelos compactos. Chasis golpeado, roto y mal arreglado en vehículos con chasis independiente. Todo esto, debidamente camuflado con pintura.
  • Aserrín, plátano y bocadillo mezclados con el lubricante de la caja y la transmisión para ocultar su grave desgaste que produce ruido.
  • Caja de dirección ajustada hasta sus límites y agregando suplementos para que no se detecte un juego excesivo que denota desgaste.
  • Vehículo muy reciente que ha sido repintado totalmente, lo que no tiene justificación diferente a descuido extremo o a un accidente.
  • Los forros en los asientos generalmente ocultan la tapicería destruida y resumen que el vehículo ha sido muy usado y posiblemente maltratado.
  • Sistemas de audio muy sofisticados que atraen la atención con el fin de tapar graves fallas y desperfectos en el vehículo.
  • Vehículo que ha sido de servicio público u oficial y se oculta o se pretende ocultar su pasado de maltrato, abuso y pésimo (o nulo) mantenimiento.
  • Fugas de radiador remendadas con pastas provisionales.
  • Llantas reencauchadas, con los costados rotos o en muy mal estado denotan poco cuidado.
  • Encendido retrasado para ocultar ruidos producidos por el desgaste mismo del motor.
  • Cables remendados o pintados muestran que se le han hecho reparaciones mediocres en talleres de dudosa calidad.
  • Si el carro está a nombre de un tercero absténgase de llevar a cabo el negocio y entiéndase directamente con la persona que figura en la tarjeta de propiedad.
  • Finalmente no deje el traspaso abierto, recuerde que el proceso se cierra cuando el traspaso está a nombre del nuevo propietario.



Califica este árticulo: