¿Hyundai 2004,qué debo revisar para un viaje largo?

Ene 13, 2016

Haga revisar el vehículo con anticipación, no es una buena idea salir del taller para la carretera, se debe utilizar el vehículo algunos días para sentir su comportamiento y detectar posibles defectos que aún podrán ser corregidos. - Se debe revisar completamente la suspensión, ajustar lo que sea necesario y cambiar lo que se encuentre en mal estado. Rótulas, bujes y amortiguadores deben estar perfectos. La estabilidad del vehículo y su maniobrabilidad dependen de su óptimo estado y funcionamiento. Durante esta revisión se puede mirar el estado de la estructura del vehículo. - El sistema de frenos se debe mirar en detalle. Cambiar el líquido, revisar el desgaste de las pastillas y de las bandas y cambiarlas si lo ameritan es algo fundamental. Tampoco se puede pasar por alto la revisión de la bomba, de la tubería y de las mangueras si algo no se encuentra bien se debe cambiar por una parte nueva. Teniendo en cuenta que el correcto asentamiento de las pastillas y bandas y por ende su óptimo rendimiento se logra después de unos 200 kilómetros de recorrido. - Revisar el sistema de dirección mirando en detalle el estado de los terminales y de los brazos axiales y al encontrar algún desgaste por pequeño que parezca, cambiar lo que sea necesario. - Revisar el estado de las llantas, buscando excesivo desgaste en su banda de rodamiento o golpes y rasgaduras en sus costados. Si esto se presente se deben cambiar, una llanta lisa o deteriorada es un peligro. Para viajar se debe calibrar el aire y añadir unas dos libras más de las habituales por las condiciones de uso que soportarán durante el recorrido. No olvidar darle una mirada a la llanta de repuesto. - Se debe poner a punto (sincronizar) el motor para que funcione correctamente produciendo su máxima potencia y torque, con el menor consumo de combustible y la mayor amabilidad ambiental. Esto incluye la revisión y el cambio de ser necesario de elementos como: Bujías, cables de alta tensión, bobina o bobinas y en el caso de vehículos antiguos de los platinos y el condensador y de la tapa del distribuidor. - Cambiar el aceite del motor, con su respectivo filtro y no olvidar el de aire. - De ser posible y si se sospecha de la presencia de suciedad en su interior conviene hacer lavar el tanque de combustible y cambiar el filtro de combustible. Sin omitir la revisión de las tuberías. - Probar el correcto funcionamiento del sistema de refrigeración, que no debe presentar fuga alguna de refrigerante por mínima que sea. Haciendo énfasis en el estado de las mangueras, tapones de caucho y tapa de llenado del radiador, al igual que a la limpieza del radiador y el correcto ajuste de las abrazaderas que sujetan las mangueras. - No olvidar darle una mirada a la batería, que tenga su nivel correcto de electrolito y que el alternador y el regulador estén funcionando correctamente. Sin omitir el ajuste de los bornes de la betería y del cableado del motor de arranque. - Verificar que todas las luces funcionen correctamente y que las delanteras estén muy bien alineadas. Consejos finales - Lleve a mano su equipo de prevención o de carretera con el extintor cargado, no olvide la herramienta ni elementos básicos de aseo como jabón, agua o toallas. - Viaje con calma, usted va de paseo disfrutando del paisaje, de la compañía de sus familiares y amigos y de conducir su vehículo y respete las señales de tránsito.

Calificación: 
2
Etiquetas: 
2004Hyundai