¿Qué me puede decir de los servicios extra en las estaciones de servicio?

Oct 25, 2014

El transporte final también influye la capacidad operativa de las estaciones de servicio (EDS), por eso se le obliga a manejar independientemente cada uno de los servicios que presta.

Respuesta: En otras palabras, una cosa es la venta de la gasolina, otra muy distinta el lavadero de carros y otra la venta de comidas.

Estos servicios extra sin duda le sirven al dueño de la estación a 'cuadrarse' por lo que deja de percibir en el negocio de la venta de la gasolina, pero según Bayona, rara vez influye en el valor de su margen de ganancia de la gasolina corriente y el ACPM.

"Nosotros calculamos una venta diaria de 44 mil galones y un margen de ganancia por galón de 416,16 pesos, en promedio.

Si usted multiplica estos dos valores, la ganancia es de 18,5 millones de pesos, muy por encima de los 21 millones de pesos que más o menos cuesta una EDS 24 horas con tres turnos de ocho horas.

Por eso las tiendas de artículos y los lavaderos se han convertido en las fuentes de ingreso por excelencia de las EDS".

Pero, ojo: hasta en la gasolina lo muy barato puede salir caro, al menos por lo que perciben algunos de nuestros lectores, que han visto cómo, en algunas EDS 'baratas', la gasolina 'rinde menos'.

Esto sucede porque los surtidores deben calibrarse con un serafín cada vez que se salen de los parámetros para que cada galón sea de verdad un galón pero, como lo explica el experto, hay estaciones que las dejan descalibradas o las descuadran a propósito para compensar la baja voluntaria de precios.

"No es una práctica común, pero sí puede suceder porque el usuario no se da cuenta fácilmente que lo están 'tumbando' -explica Bayona-.

Por eso la recomendación es evitar las EDS que venden demasiado barato, pues por costos es imposible que puedan bajar los precios tan radicalmente".

Todo lo anterior significa que la competencia no está en la 'marca' que representen la EDS, sencillamente porque los mayoristas no controlan los precios; depende de factores externos, como el sitio de Colombia en donde están ubicadas y en el barrio de la ciudad en que operan, además de los servicios que prestan, el tipo de combustible que ofrecen, la competencia a su alrededor, su cercanía a los centros de distribución.

Todo esto sin hablar del tipo de contrato que tenga el dueño de la bomba con el mayorista: distintos cálculos debe hacer un arrendatario que debe desembolsar alrededor del 30 por ciento de su margen de ganancia para pagar las obligaciones mensuales, que un minorista dueño del terreno.

Eso sí, sin importar el tipo de contrato que tenga, el dueño de la estación debe estar abanderado por una de las 15 distribuidoras mayoristas y, como tal, está obligado a seguir sus reglas de mercadeo y servicio, incluidas las tiendas de comidas, que tienen su propio nombre y manejan convenios que las EDS deben respetar.

EL TIEMPO Sección Vehículos / Revista Motor -www.motor.com.co

_________

 

Calificación: