Carreteras hechas en plástico, toda una realidad

Sep 21, 2016
Redacción Carroya.com
Redacción Carroya.com

Un país europeo empieza a aplicar esta medida que puede convertirse a futuro en una revolución para el reciclaje y el desarrollo vial.

En Holanda, el quinto país más innovador del mundo, ha nacido este desarrollo que busca transformar la infraestructura vial para acercarla a las necesidades medioambientales que actualmente tenemos.

La firma holandesa VolkerWessels es la responsable de esta opción innovadora bautizada como “Plastic Road”, que plantea de manera ambiciosa una revolución para las carreteras. Este modelo de construcción vial busca generar una estructura basada en módulos de plástico reciclado. Estos son de alta densidad, en pro de su calidad y duración, e igualmente permiten que se unan unas a otros para hacer el proceso de construcción vial más sencillo.

¿Anda buscando el carro de sus sueños? Haga clic aquí para empezar a encontrarlo.

Rotterdam es la primera ciudad en la que los carros dejaran de rodar sobre concreto, pues allí será el punto de inicio para las vías de plástico reciclado. El proyecto utilizará los desechos provenientes del mar, transformándolos en bloques de polímeros similares a las fichas de LEGO.

¿Qué impacto tiene?

Hay que partir que esta idea va a echarse a andar en un país con una altísima conciencia ambiental, como lo es Holanda, donde casi la totalidad de basuras domésticas son recicladas de manera eficiente. Esto asegura el insumo necesario para una construcción de este tipo, fortaleciendo la cadena de reciclaje de manera sustancial.

Hoy en día el 2% de las emisiones de dióxido de carbono que se genera del transporte viene de la construcción de las carreteras a nivel mundial. Con unas carreteras hechas en plástico estos números caerían drásticamente.

Por la disposición de las piezas plásticas, las cuales son en bloques que se unen, el tiempo de construcción de un tramo pasaría a ser de semanas en vez de meses, aspecto importantísimo para el desarrollo vial de una nación. Las reparaciones viales serían mucho menos complejas, minimizando a su vez costos.

¿No se derriten?

Este tipo de carreteras en plástico están pensadas para que resistan temperaturas extremas, lo cual les permitiría adaptarse a cualquier parte del planeta. Entre los -40º y 80º grados centígrados es el rango térmico que manejarían.

El plástico a su vez es mucho más ligero que el concreto, por lo cual el suelo sufre menos peso y presión. Igualmente el material permite un espacio para la inclusión de tuberías y cableado para diversos servicios.

¿Cómo se hacen?

Mediante la inyección de plástico en moldes, son fabricados los bloques de plástico, los cuales a la hora del ensamblaje sobre la tierra son juntados como si fueran módulos, o fichas de LEGO para citar un ejemplo común.

Encuentre un carro para usted entre 10 y 20 millones de pesos.

En 2017 se planean instalar en Rotterdam las primeras carreteras en plástico. Junto a la firma VolkerWessels, la Alcaldía de dicha ciudad está probando el material para ponerlo en funcionamiento cuanto antes. En Holanda ya se ha construido ciclorutas de este tipo.

 

Califica este árticulo: