¿Cómo funcionan los sensores que evitan accidentes?

Sep 02, 2016
sebmor Redacción Carroya.com
Flowers
¿Cómo funcionan los sensores que evitan accidentes?
Carroya.com

Conozca cómo funcionan los sensores y las tecnologías que perciben el entorno de los carros, logrando así evitar incidentes.

El incremento día a día del tráfico automotor presenta retos para la conducción, como hacer giros y espacios reducidos. Por una parte, la tendencia de la tecnología apunta hacia la conducción autónoma, pero por otra, al dar vuelta en una calle, es fácil pasar por alto los peatones que quieren cruzarla en diversas direcciones.

La tecnología busca enseñar a los autos a predecir lo que va a ocurrir y ayudar así a los conductores a realizar una acción evasiva cuando se produce un inminente riesgo. Esto se puede traducir en disminuir el riesgo de accidentalidad hasta en una tercera parte.

Encuentre un carro para usted entre 10 y 20 millones de pesos.

Cada año, se estima que 1,3 millones de personas en todo el mundo mueren en accidentes de tráfico. En el 90% de los casos, el accidente se puede atribuir a un error humano. Las investigaciones sobre accidentes apuntan a que el aumento del uso de asistentes a la conducción podría reducir los accidentes hasta en una tercera parte.

Pero bien, si no es fácil enseñar a un conductor promedio a estar alerta a tantos estímulos que se presentan en las calles, así como a reaccionar adecuadamente ante ellos, más difícil puede ser el diseño de algoritmos de computadores que rijan el comportamiento de los dispositivos de asistencia de conducción.

En las casas matrices de Bosch, Continental, Delphi y Denso, entre otras, se invierten millones de dólares en el diseño así como en la prueba de dispositivos de reconocimiento y asistencia a la conducción.

Además de acelerar y guiar el carro a un destino predeterminado por el conductor, estos dispositivos tienen una tarea nada fácil: reconocer las señales de paso de peatones (y la presencia de éstos con lo impredecible que puede ser), detener completamente el auto antes de que se pueda llegar a producir un accidente y maniobrar el carro a través de espacios reducidos, como parqueaderos.

¿Qué soluciones existen hoy?

Un requisito previo para realizar las funciones de asistencia a la conducción es incorporar sensores que monitoricen de manera fiable el entorno del vehículo. Utilizando imágenes procedentes de una cámara de vídeo, el procesador calcula la trayectoria que debería llevar el vehículo. Gracias a esta información el sistema puede tomar el control de la dirección eléctrica, asegurándose que el carro maniobre correctamente a través de un espacio estrecho. El sistema también reconoce cuando un espacio es demasiado justo para pasar, advirtiendo al conductor o deteniendo el auto a tiempo antes de que los retrovisores exteriores resulten dañados.

Montada detrás del parabrisas, cerca del espejo retrovisor, la cámara controla la parte delantera del vehículo y transmite esta información a un procesador situado en el baúl, que se encarga de analizar los datos más de diez veces por segundo.

Por medio de algoritmos inteligentes, el equipo calcula cualquier cambio que se produzca en el entorno y hacia dónde se dirigen los objetos. En otras palabras, la tecnología no sólo detecta la posición actual de los peatones y ciclistas, sino que también predice dónde estarán dentro de un segundo. Esto abre nuevas oportunidades para la protección de los peatones. Sobre esta base, los investigadores han desarrollado un sistema de asistencia que interviene para evitar una colisión con un peatón. A una velocidad de hasta 50 km por hora, el sistema ayuda a los conductores a frenar y a realizar una maniobra evasiva.

Si la frenada por sí sola no es suficiente para evitar el atropellar a un peatón que de repente aparece delante del carro, el asistente calcula instantáneamente una maniobra evasiva. Tan pronto como el conductor da un “timonazo” para evitar el accidente, el sistema entra en acción para apoyar la maniobra de dirección.

Según estudios de la autoridad alemana del transporte, siempre que el conductor reacciona al menos medio segundo antes de una posible colisión, la asistencia puede ayudar a evitar que éste finalmente se produzca en el 58% de los casos.
 

Ayuda para los distraídos

Las condiciones más críticas en carretera se producen cuando los conductores se distraen y no prestan la atención debida a la carretera. Pues bien, mediante la supervisión de la línea de visión del conductor, unas diminutas cámaras situadas en el interior del vehículo pueden saber si sus ojos están mirando en la dirección correcta.

De esta forma, se puede avisar a los conductores distraídos con la antelación suficiente para evitar una situación peligrosa del tráfico. En este contexto, los proveedores de esta tecnología creen que sería de gran ayuda la colocación de indicadores en el tablero o una pantalla LED en el panel de control situado en el campo visual del conductor.

Fuenta: Cesvi.

Califica este árticulo: