Guía práctica para actuar en un choque simple

Jun 13, 2017
Redacción Carroya.com
Choque simple
Tenga en cuenta las siguientes recomendaciones.

Por: Redacción Carroya.com

Además de tomar todas las precauciones para prevenir un choque, es elemental saber qué hacer si esto ocurre.
 
"A cualquier persona le puede pasar" esta es la conclusión a la que el conductor debe llegar para aceptar la ocurrencia de un choque simple en la calle o en la carretera.
 
Por choque simple se conoce a aquel incidente entre vehículos en donde solo se generan perjuicios o daños materiales.
 
Es ocasionado, principalmente, por la acción riesgosa, negligente o irresponsable de un conductor, pasajero o peatón, como también por fallas mecánicas repentinas, errores de transporte de carga, condiciones ambientales desfavorables, daños en la vía y cruce de animales en la ruta.
 
Dado el atraso en la infraestructura vial y el incremento del parque automotor circulante, se puede afirmar que una persona puede ser víctima de un siniestro cada dos años, independientemente del tipo de gravedad.
 
En Colombia se estima que sólo un 30 por ciento de los vehículos se encuentran asegurados y cuentan dentro de sus amparos con la cobertura para Responsabilidad Civil. 
 
En el restante 70 por ciento, cuando uno es damnificado, lograr un pago del otro conductor por cuenta de los daños causados se vuelve un trámite complicado.
 
La realidad indica que un accidente sucede en el momento menos esperado y muchas veces el conductor no ha tenido una asesoría adecuada; por lo tanto, además de tomar todas las precauciones para prevenir un choque, es también elemental saber qué hacer si esto ocurre.
 
 
¿A dónde me dirijo?, ¿quién, cuándo y cuánto me pagará?, son preguntas que el conductor se hace frecuentemente en este tipo de situaciones.
 
La respuesta depende de un aspecto crucial después del accidente y es la recopilación de datos del otro vehículo, pues si no se sabe con quién, ni con qué vehículo ocurrió el choque será difícil obtener una compensación.
 
Aún cuando las políticas de algunas aseguradoras obligan a no aceptar la culpa del choque y a esperar por el croquis de la policía, dependiendo de las circunstancias, podría contemplar una conciliación in-situ.
 
De todas formas, es importante tomar datos del otro vehículo y, si hay oportunidad, fotografiar el choque por si aparecen daños ocultos en el momento de la reparación. En caso contrario, observe si hay testigos, llame a la policía y fíjese en la precisión del croquis.
 
Si se llega a un acuerdo sobre la responsabilidad, es primordial aclarar cómo se responderá por los daños causados.
 
En este punto es donde se hace importante tener asegurados los vehículos porque si la responsabilidad es del otro conductor y este cuenta con póliza de Responsabilidad Civil, no es necesario esperar al croquis (a menos que la aseguradora lo exija).
 
Si su vehículo se puede mover y no hay lesiones, es importante movilizarlo para no generar problemas de tráfico; en el caso de que necesite una grúa, coordine con su aseguradora para que se la envíe, respire profundamente y siga adelante con su vida que no pasó nada grave y ya tendrá tiempo de realizar todas las gestiones.
 
 
'Kit' para después del accidente
 
¿Qué hago para repararlo? ¿Debo reclamar a mi compañía de seguros? si tuve la culpa en el choque y mi responsabilidad es pagar los daños del tercero afectado ¿vale la pena afectar mi póliza o es mejor pagar los daños directamente de mi bolsillo? 
 
Las respuestas parten del hecho de que la póliza de seguros del vehículo finalmente es para usarla cuando se requiera; sin embargo, es necesario tener en cuenta tres elementos importantes para tomar la decisión de reportar un siniestro: el deducible, el descuento por no reclamación y el nivel de afectación del vehículo.
 
El deducible es la suma de dinero que la compañía de seguros no cubre (indemniza) en caso de ocurrir un siniestro. Por lo tanto, al contratar un seguro con deducible, el asegurado asumirá parte del daño, mientras el seguro sólo cubrirá el monto que supere el deducible pactado en la póliza de seguro.
 
Es necesario tener en cuenta que las pólizas de seguros en Colombia tienen deducible en porcentaje con un valor mínimo en caso de siniestro. Por ejemplo, si el deducible es del 10% o mínimo un salario mínimo mensual legal vigente (SMMLV), se escogerá siempre el mayor teniendo en cuenta el valor del daño.
 
Es importante valorar adecuadamente el daño de tal manera que se tome la mejor decisión: es mejor en muchos casos reclamar ante la aseguradora y contar con una reparación de calidad y evitar que, por disminuir gastos, se elijan reparaciones deficientes que ocasionen mayores problemas al vehículo.
 
 

Fuente: Fasecolda




Califica este árticulo: