El aseguramiento de vehículos cambiará con el mundo digital y el ciberespacio

Ago 03, 2017
Redacción Carroya.com
El aseguramiento de vehículos cambiará con el mundo digital y el ciberespacio
Imagen: Cortesía Cesvi

Por: Alexandra Pardo – Redacción Carroya.com

El sueño dorado de las aseguradoras de vehículos puede comenzar a hacerse realidad: esa utopía de “tener el conductor virtuoso que no reclama y rechazar aquel temerario que sí reclama” parece estar al alcance de la mano, aunque su concreción no está llena de desafíos.

Se trata del aprovechamiento de la telemática en función de la evolución de la forma como se miden los riesgos para estructurar las pólizas con las que se cobijan a los propietarios de vehículos automotores.

La telemática es, según el diccionario de la Real Academia, la “Aplicación de las técnicas de la telecomunicación y de la informática a la transmisión de información computarizada”, una disciplina que hoy día hace parte inseparable de los automóviles por medio de la cada vez mayor inclusión de equipos y sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS).

En virtud de tal precisión varias empresas proveedoras de tecnología ofrecen desde hace algún tiempo en los mercados desarrollados verdaderas ‘cajas negras’ que registran lo que sucede a bordo del automóvil cada segundo y metro.

Nunca es tarde para asegurar su vida y la de su vehículo. Cotice su seguro de manera fácil y rápida AQUÍ.

Cambios en el modelo

La forma como tradicionalmente se estructuran las pólizas de automóviles en el mundo se puede resumir en la determinación estadística de los riesgos en función de las características del vehículo y de un perfil más o menos detallado del propietario / conductor.

Así se establece un factor que se aplica a un producto llamado póliza de automóviles que en Colombia se acompaña de ciertos valores agregados y por la cual el asegurado paga una determinada suma de dinero, normalmente en función del valor del vehículo en cuestión.

El contacto con la aseguradora o el corredor se reduce a uno anual y a lo único que se le da fidelidad es al valor de la póliza: es decir, el suscriptor normalmente le pide tres cotizaciones anuales a su corredor y se elige la de menor valor.

Pero con la inclusión de la telemática y las nuevas tecnologías se les da paso a los seguros basados en el uso (UBI, del inglés Usage-Based Insurance) que también se conoce como Pague tanto como conduzca (PAYD, del inglés, Pay As You Drive) o Pague Como Conduzca (PHYD, Pay How You Drive).

Un asunto ético y legal

En Europa ya hay varios años de experiencia con estas cajas negras y con diferentes grados de aceptación: normalmente es la aseguradora la que incluye en la póliza tanto la caja negra (que se paga una sola vez por menos de 50 euros, unos 160 mil pesos), como el servicio de transmisión de datos, con un pago anual (a razón de unos 18 euros, unos 60 mil pesos).

Mientras en Alemania el servicio no ha sido de buena acogida, por el celo de los ciudadanos de ese país a su información personal, en Italia ya hay un parque automotor de seis millones de unidades con tal dispositivo, dado que se convirtió en una poderosa herramienta contra el fraude.

Fuente: Cesvi




Califica este árticulo: