¿Acelerar o no acelerar? Esa es la cuestión

Sep 08, 2016
sebmor Redacción Carroya.com
Flowers
Todo lo que necesita saber sobre la velocidad
Redacción Carroya.com

La decisión de acelerar más o menos es responsabilidad de cada conductor. Le enseñamos todo lo que debe saber en torno a la velocidad y sus implicaciones.

En Colombia durante el 2014, 50.574 fueron las víctimas de accidentes de transporte reportados al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses (INMLCF), de estos, el 12,66% fueron víctimas fatales. Al pisar el acelerador a fondo, el conductor que excede los límites de velocidad no valora el riesgo al que está exponiendo su vida y el de los demás actores viales.

¿Anda buscando el carro de sus sueños? Haga clic aquí para empezar a encontrarlo.

Algunos conductores consideran que el hecho de conducir un vehículo nuevo con adelantos tecnológicos de seguridad pasiva como airbags, cinturones con pretensores pirotécnicos, sistemas de frenos ABS o sistemas electrónicos de estabilidad ESP, entre otros, los convierte en inmortales y creen que ante una colisión su integridad física y su vida no están en riesgo, lo cual no es totalmente cierto.

En el caso de los motociclistas el tema es de mayor relevancia ya que no cuentan con una estructura exterior de protección. Por cierto, a cualquier velocidad son vulnerables y más de 2.909 motociclistas murieron el año 2014 en accidentes de tránsito, lo cual equivale aproximadamente al 65,5% del total de víctimas.

Concepto físico de la velocidad

La velocidad frente a la conducción toma importancia gigante, ya que el conductor percibe que al aumentar la velocidad, disminuye el tiempo que requiere para desplazarse de un lugar a otro.

Sin embargo, no es consciente del riesgo al que está expuesto. Por ejemplo, caerse caminando a 5 km/h (o su equivalente 1,3 m/s) puede generarle lesiones e incluso la muerte a una persona; entonces, ¿cuál puede ser la probabilidad de vida para un conductor que sufre un accidente en su vehículo a una velocidad de 80 km/h (22,2 m/s)?

La decisión de pisar el acelerador es totalmente voluntaria; sin embargo, en muchas ocasiones desconocer los efectos que genera la velocidad en aspectos básicos de la conducción como la visión, la concentración y el tiempo de reacción, hace que se tomen decisiones erróneas.

Encuentre aquí un amplio catálogo de carros nuevos con sus respectivos precios en Colombia.

Conducir sobre los límites de velocidad permitidos no significa necesariamente que el conductor esté más concentrado en su labor y aunque así fuera, es vital recordar que a mayor velocidad debe haber una mayor distancia de frenado.

Velocidad y visión: ¿qué se pierde al ir rápido?

En relación con el campo visual es conveniente entender que, a mayor velocidad, menor área de visión nítida, es decir, a una velocidad aproximada de 30 km/h el campo visual del conductor es de unos 100° mientras que a 100 km/h el campo visual es de apenas unos 30°. Esto significa que a mayor velocidad el conductor tiene más dificultad para identificar con nitidez lo que hay en el entorno de la vía, como las señales de tránsito, los peatones, ciclistas y demás condiciones de la ruta.

El frenado

El conductor debe considerar que ante un evento imprevisto tardará aproximadamente de 0,75 a 1 segundo en reaccionar, es decir, en levantar el pie del acelerador y accionar el freno. Esto significa que a 60 km/h un conductor recorre 16,6 m/s, y si tarda 0,75 segundos en reaccionar el vehículo se desplazará 12,45 metros aproximadamente antes de que el conductor accione los frenos.

El proceso de frenado está compuesto por varias etapas: inicialmente, el conductor percibe la situación de riesgo, luego reacciona y finalmente el vehículo se detiene. La distancia de reacción depende del estado sicofísico del conductor y de su concentración, y está definida como el espacio que se recorre desde que el conductor percibe un obstáculo hasta que pone el pie en el freno.

La distancia de frenado, al contrario, depende del estado del vehículo y las condiciones de la vía, y se define como el espacio recorrido por el vehículo desde que se acciona el freno hasta que el auto se detiene. El correcto funcionamiento de los componentes del sistema de frenos, así como la suspensión y el estado de las llantas son determinantes en este proceso.

Si un vehículo se desplaza a una velocidad de 40 km/h requerirá de cierta distancia para detener el vehículo; y en las mismas condiciones pero a 60 km/h, se necesita casi 2 veces la misma distancia para parar. Así mismo, las condiciones de la superficie también son claves pues a 50 km/h sobre una superficie seca la distancia de reacción es de aproximadamente 12,5 metros y la distancia de frenado 14 de metros, mientras que sobre una superficie húmeda la distancia de reacción es la misma pero la distancia de frenado es de 30 metros aproximadamente.

La Seguridad es primordial

Teniendo en cuenta datos como los anteriormente reseñados, también se deben mencionar aquellos aspectos que representan un distractor para el conductor, manipular el radio, contestar el celular, prender un cigarrillo, mirar un objeto o persona fuera del vehículo, son acciones que llevan a desatender la vía entre 2 a 4 segundos y generan un riesgo alto que se incrementa al ser mayor la velocidad a la que se circule.

En conclusión el conductor debe interpretar de la manera más responsable las exigencias que le presenta la vía y actuar conforme lo requiera para conducir de manera segura, teniendo siempre presente la normatividad como guía primordial y recordando que la velocidad no acorta las distancias ni detiene el tiempo.

Fuente: Cesvi Colombia.
Califica este árticulo:

Vehículos relacionados