Cómo revisar correctamente una moto usada

Ene 04, 2015
Redacción Carroya.com
Revise su moto antes de comprarla
Revise su moto antes de comprarla

Para saber el trabajo que ha tenido la máquina es muy importante tener en cuenta que con el paso del tiempo las llaves y los llaveros dejan marcas, el color del manillar se suaviza y las partes más luminosas pierden transparencia. Esto puede ser más valioso que mirar el kilometraje.

Pruebe el arranque en frío, pero sin acelerarla a fondo. Si sale humo blanco, solamente es vapor que debe desaparecer al poco tiempo, pero si continua o percibe olor a aceite, la moto no está en buen estado.

Si escucha ruidos como 'ronroneos' al acelerar es porque la cadena de distribución esta desajustada y es necesario cambiarla.

Deje calentar la moto para saber si el ventilador del radiador se enciende.

Además encienda las luces y acelere a fondo para comprobar el estado de la batería; si se demora en responder necesitará cambiarla, lo que no debería descartar la compra ya que es un desgaste normal.

Para probar si la moto consume aceite en exceso, tape el escape con un paño blanco. Al retirarlo no debe tener rastros de aceite.
Las pastillas y el disco de los frenos no deben presentar ninguna rugosidad o aspereza.

Si al levantar la rueda delantera el manillar no queda en posición recta y se inclina puede ser indicio de algún choque. En este caso será necesario cambiar los cojines de dirección.

En cuanto a la amortiguación, no debe presentar fugas de aceite y al balancearla debe volver a su sitio sin frenarse.

Tenga presente que los raspones en la pintura no significan mal funcionamiento, ya que por su estructura las motos pueden ir al piso en repetidas oportunidades, pero sin dañar las partes vitales.

 

 

 


Etiquetas:


Califica este árticulo: