Consejos para invertir la prima en la compra de un vehículo

Feb 27, 2019
Redacción Carroya.com
Comprar carro invirtiendo la prima
Foto: 123rf.com

La prima es una prestación social a la que tienen derecho todos los trabajadores con contrato laboral. Se reconoce en dos momentos del año, máximo en la última semana del mes de junio y en los primeros 20 días del mes de diciembre.

Si estás pensando en tu patrimonio, este dinero excedente que estás por recibir puede sumarse a la cuota inicial para comprar tu vehículo.

A continuación, te compartimos las siguientes recomendaciones para hacer una buena inversión de la prima en la compra de un carro, sea nuevo o usado. 

Te puede interesar: Cómo calcular y obtener un crédito para vehículo según tus ingresos

1. Identifica la opción de compra del vehículo

Las entidades financieras ofrecen dos modalidades para la compra de un carro:

- La primera es el crédito para vehículo que te permite financiar parte o la totalidad del valor comercial.

- La segunda es el leasing vehicular, una modalidad en la cual se realiza un contrato de arrendamiento del vehículo, pero con opción de compra.

2. Elige el carro ideal 

El mercado automotor ofrece diversas posibilidades según las necesidades de quien adquiere el vehículo; elegir entre automóvil de carrocería sedan o hatchback, SUV o Crossover, camioneta todo terreno o pickup se convierte en la decisión más importante del propósito de inversión.

Lee también: Conoce tus derechos al tomar un crédito vehicular

3. Busca de manera rápida, segura y confiable

Portales como Carroya.com te permiten realizar búsquedas especificas por marca, modelo, año y kilometraje, además, puedes guardar y comparar los resultados que te interesan para hacer consultas detalladas del vehículo (nuevo o usado). De igual forma, puedes contactar de manera ágil al vendedor y asistir a nuestra feria de carros usados, una zona segura para buscar vehículos, negociar con los vendedores y cerrar la transacción.

4. Analiza gastos adicionales

Recuerda que debes tener una suma de dinero disponible, además de la cuota inicial, para cubrir los gastos y obligaciones que demanda la compra de un carro: matrícula o traspaso, seguro obligatorio y todo riesgo, impuestos, cuotas mensuales de pago y mantenimiento.

5. No olvides el mantenimiento básico 

Elementos del vehículo como frenos, llantas, lubricantes, amortiguadores y carrocería requieren de un mantenimiento preventivo para conservar su estado en perfectas condiciones. Esto te permitirá disfrutar planamente de tu inversión.

Escríbenos a noticias@carroya.com




¿Te gustó esta nota?:

Promedio: 3 (2 votos)