Dudas sobre la gasolina en Colombia ¿cuál debo usar?

Ago 13, 2020
Redacción Carroya.com
Foto: iStock
Existen varias dudas alrededor de la gasolina. Las preguntas más frecuentes tienen que ver con cuál gasolina usar, las diferencias entre la gasolina extra y corriente y si la gasolina en Colombia es de buena calidad. Estas y otras dudas las aclaramos gracias a los expertos de Revista Motor.
 
Recordemos que existen dos niveles de gasolinas en Colombia, los cuales cumplen los estándares internacionales y aplican para todo tipo de motores de venta en general, desde los de alta gama, como Porsche y Ferrari, hasta los Spark o Logan.
 
El octanaje determina la capacidad antidetonante del motor, teniendo en cuenta la presión y la temperatura del carburante. Es decir que, cuanto mayor sea el octanaje de la gasolina, más comprensión soportará.
 
La gasolina que se fabrica en Colombia tiene el octanaje adecuado, sin embargo, ciertas estaciones de servicio o “bombas” de gasolina mezclan este combustible con otro producto haciendo que se pierdan sus propiedades originales.
 
Ecopetrol refina el crudo en Barrancabermeja y en Mamonal con el mismo patrón técnico final, y a ese combustible en las estaciones de acopio le agregan el etanol en una proporción de entre el 8 y un 10 por ciento. 
 
La gasolina debe ser igual en todas las estaciones. Algunos distribuidores les agregan aditivos que no influyen en su octanaje ni rendimiento, pues solo evitan formaciones de depósitos en las zonas de las válvulas de admisión de motores jóvenes.
 
En cuanto a la gasolina “extra” Ecopetrol mejoró sus especificaciones, pasó a 91 octanos según la escala de medidas en Estados Unidos y a 95 según la escala europea. Por su parte, la “corriente” sigue conservando los mismos 84 octanos que es la que se ha usado en la gran mayoría de los carros durante mucho tiempo. Los fabricantes recomiendan en sus manuales usar niveles superiores de octanaje, con ello se protegen o excusan ante potenciales daños en sus motores.
 
 
La explicación es que en los sistemas de alimentación con un control electrónico el computador recibe señales de la calidad del aire o presión atmosférica, su temperatura y otras variables que le ordenan ajustar la mezcla y momento de la chispa para evitar la detonación (pistoneo). Ese modo protegido implica que la máquina muchas veces no trabaje al ciento por ciento de su rendimiento.
 
Con los carburadores y encendidos fijos que no tienen ese ajuste automático, se necesita cambiar manualmente la proporción de la mezcla y, en último paso, subir el octanaje para que no haya pistoneo, especialmente cuando se trabaja en baja altura.
 
Salvo que el motor tenga requisitos especiales, la gasolina corriente es funcional, y poner una superior no necesariamente mejora el rendimiento.
 
¿Necesito más octanos? 
 
Esto solo evita que la mezcla de aire y gasolina se inflame antes de tiempo por efectos de la mayor temperatura en la cámara, que se genera por una mayor presión cuando sube el pistón antes de que llegue el encendido por la chispa. Así, se produce un choque de ondas que se oye desde el exterior.
 
Si el motor no tiene esa condición desde su diseño y construcción, que se lee como la relación de compresión en la ficha técnica, no ocurre nada si le pone gasolina extra. Pero si en la ficha técnica sí especifica que el motor requiere gasolina extra, el no hacerlo y colocarle gasolina corriente puede terminar rompiendo los pistones.
 
 
Cuando el motor es turbo, esa presión dentro del motor aumenta muchísimo, razón por la cual se produce más potencia y se compensa la baja de presión atmosférica en la altura y, por ende, la gasolina extra es la recomendada para que el motor dé todo su rendimiento y evitar que haya la destructiva detonación.
 
Si alguna vez el motor está en condiciones de necesitar más octanos en la gasolina, la mezcla con gasolina extra es el mejor aditivo, en cualquier proporción.
 



¿Te gustó esta nota?:

Promedio: 3.8 (4 votos)

Vehículos nuevos y usados más buscados en Colombia